Bienvenidos!

Las actuales tendencias globales posibilitan la creación de un nuevo espacio social-virtual para las interrelaciones humanas, este nuevo entorno, se está desarrollando ampliamente en el área de la educación porque facilita nuevos procesos de aprendizaje y construcción del conocimiento.

Este nuestro Campus Virtual, debemos entenderlo como una estructura donde desarrollaremos diversas actividades académicas, desde un pequeño entorno de capacitación como Diplomados o Cursos de especialización hasta albergar toda una Institución de Educación Superior con Licenciaturas, Maestrías y Doctorados.

En el SNTE y en particularmente en este nuestro Centro de Estudios de Posgrado no podemos sustraernos a esta tendencia actual de mirar hacia los Campus Virtuales como entornos de apoyo a los procesos de Enseñanza-Aprendizaje y ser a la vez un espacio ideal para la investigación, la docencia y la divulgación de la cultura y el conocimiento.

El nuevo espacio social tiene una estructura propia, a la que es preciso adaptarse, este entorno virtual, cada día adquiere más importancia porque para ser activo en el nuevo espacio social se requieren nuevas competencias. Si deseamos ser mejores docentes e investigadores, debemos de mantener una constante actualización y desarrollo profesional, donde sin lugar a dudas, las competencias digitales y el eficaz uso de ciberespacios y tecnologías educativas se convierten en importantes herramientas para desarrollar nuestro potencial humano.

Compañeros, yo los invito a replantearnos profundamente la organización de nuestras actividades educativas en un entorno virtual, tanto como estudiantes que buscan su desarrollo profesional o como docentes que podemos y debemos actuar competentemente en los diversos escenarios de este entorno.

En este Campus Virtual, estamos ante un nuevo mundo donde no hay credo, color, género ni posición social y así, podremos dar cabal cumplimiento a nuestra frase: “Por una Educación Superior al Alcance de Todos”

El espacio está dado, la frontera; nuestra imaginación, el límite, lo pondrá nuestro entusiasmo, nuestro compromiso, nuestra creatividad, nosotros mismos.

Maestra Rocío Arias